Saltar al contenido

Niño Jesús

El niño Jesús, para las religiones cristianas, es el fruto de la Virgen María y el Espíritu Santo. Su madre, totalmente pura, concibió al hijo de Dios en su vientre por obra y gracia de la tercera persona de la Santísima Trinidad. Sin embargo, su acto de entrega fue completamente voluntario, puesto que respondió afirmativamente cuando el ángel Gabriel le dijo lo que sucedería, durante la llamada Anunciación.

El nacimiento del niño Jesús también fue anunciado en las Escrituras Sagradas, pero nadie creía en ellas, mas cuando el rumor de que el rey de los judíos había nacido se divulgó, el rey terrenal Herodes enloqueció y ordenó asesinar a todo varón menor de dos años. Entonces, María, acompañada por su esposo, José, huyó hacia el discreto poblado de Belén, salvando así a su hijo.

Recién llegados y ella ya parturienta, nadie pudo recibirlos y, según cuenta la Biblia, debieron ubicarse en un retirado establo, que se encontraba repleto de animales de granja. Fue en ese estado de extrema pobreza que Jesús, el salvador de la humanidad, llegó al mundo.

Al mismo tiempo, tres magos de Oriente, a sabiendas de la buena nueva, decidieron adorar al nuevo rey y emprendieron un largo y tedioso viaje para conocerlo. Llevaron a cabo esta gran hazaña guiándose con la famosa estrella de Belén, la cual indicaba el lugar exacto en el que Jesús había nacido. Con respecto a esto último, recientemente los científicos han podido confirmar que, exactamente en esa época, se produjo un evento astronómico casi sin precedentes, el cual confirmaría la versión de la existencia de dicha estrella.

Así fue cómo los reyes llegaron al pesebre, cargando con regalos para el Mesías. Le entregaron oro, para reconocerlo como un rey, mirra e incienso, en señal de santidad. De todos modos, no fueron las únicas personas que acudieron al lugar. También se acercaron varios pobladores que estaban enterados del hecho, con el fin de postrarse ante el pequeño.

En la actualidad, el nacimiento del niño Jesús se celebra cada 25 de diciembre, en Navidad, aunque esta fecha no está 100% confirmada. Aún así, en ese día tan especial, se recuerda el amor del Mesías y las personas decoran sus árboles navideños con pesebres en miniatura e intercambian regalos, imitando la acción de los reyes magos. Dichos regalos son destinados, principalmente, a los niños que viven con nosotros, ya que representan la inocencia.

Si bien la Navidad se festeja de una forma particular en cada país, con costumbres específicas, el punto en común de todas esas reuniones familiares y de tanta alegría sigue siendo el mismo: La renovación de la fe en Jesús, agradeciendo el valor de la Virgen María, nuestra intercesora con Dios, y la comprensión de José, el carpintero que le enseñó el oficio a aquel que aceptó como si fuera su propio hijo.

En la próxima Navidad no te olvides de Él, pues la Navidad es su cumpleaños y el aniversario de su arribo al mundo con el único fin de salvarnos por amor.

Puedes utilizar nuestras imágenes del niño Jesús para regalar a los que mas quieres algún poster por ejemplo, o si eres manitas podrias elaborar algún librito con imágenes y algunos escritos hechos por ti, que seguro pueden hacerle mucha ilusión.