Saltar al contenido

Los dos caminos de Dios

Cuando Jesús pasó por este mundo nos dejo frases y relatos para lograr una vida plena y libre de todo mal. Unas de las parábolas favoritas de Jesús fue cuando les dijo a una multitud  siempre entren por la puerta angosta porque por la ancha encontraras un camino amplio pero con obstáculos que te llevan a la destrucción. Hoy en día son muchas las personas que prefieren entrar por este camino espacioso que también conlleva a una vida pero llena de frustración, desgracia y maldad. Los dos caminos de Dios nos ofrece opciones diferente pero solo tú eliges el que quieres.

No todos son capaces de encontrar el indicado, si deseas cambiar tu camino te invito a leer Mateo 7: 13-14, allí encontraras una historia hermosa que te lleva por el camino ideal para ti. A lo largo de la vida solo encontraremos dos caminos para viajar por la tierra. Cada ser estará en un camino u otro. Cuando una persona cae en el camino del mal puede ser difícil sacarlo de allí ya que el maligno se apodera de su alma y su ser. Pero a través de la oración se pueden alcanzar grandes obras.

Muchas personas no tienen la capacidad de poder ver estos caminos ya que sus ojos se encuentras centrados en el día a día. Pero hay momento donde su mismo pensamiento te dice en que camino te encuentras, recapacitando de las cosas buenas y malas que has hecho y ese es el momento ideal para la reconciliación con Dios. Los dos caminos de Dios, te llevan a camino diferentes solo tú sabes cual elegir.

Muchas se encuentran en el camino ancho y solo una pequeña porción de la población mundial  está en el camino angosto. Esto es debido a que son muy pocas las que lo encuentran y otras que lo busca después de momentos difíciles. Pero nunca es tarde para levantarse y empezar un nuevo sendero. En Isaías 55: 6 hay un relato muy hermoso que nos motiva a buscar y encontrar a Jehová.

Siempre se debe buscar a Dios con nuestros ojos, oídos, mente y corazón así es como nuestro padre celestial nos creo. Si sientes dudas de tus nuevos pensamiento solo debes seguir tu corazón allí es donde se guarda nuestros mas sensibles sentimiento de amor, dolor y decepción, esa es la forma que Dios nos ayuda a seguir el espíritu llegando al camino angosto donde Jesús siempre esta.