Saltar al contenido

La palabra de Dios y tu empleo

La sagrada biblia es un libro antiguo, pero sus maravillosos consejos son muy útiles para lograr nuestro bienestar. Por ejemplo los consejos y recomendaciones que nos da sobre el trabajo son tan valiosos hoy en día como el día que fue escrito. La palabra de Dios y tu empleo son dos condiciones vitales para nuestra estadía en el mundo.

En esta sociedad tan competitiva, muchos creen que para no arriesgarse a perder lo obtenido, el empleo tiene que ser lo más importante  en la vida, haciendo a un lado la palabra de Dios. Esta forma errada de pensar ha hecho que ciertas personas se dediquen totalmente a su trabajo descuidando también la salud y su familia. La sagrada escritura fomenta un punto muy importante sobre el trabajo, en Proverbios 6:6-11 y 13:4 nos anima a ser personas trabajadoras para evitar la pereza, pero esto no quiere decir que debemos esclavizarnos en cierta labor.

Muchas personas se han vuelto adicta a su empleo y se sienten enfermas o mediocres cuando no realizan su labor. Pero lo ideal es dedicar cierta parte del día, con eso es suficiente para vivir un vida plena, llena de amor, tranquilidad y de libre estrés. De igual modo tendrás tiempo extra para compartir con tus seres queridos y cumplir con las leyes de Dios como leer y meditar un pasaje de la biblia cada día o escuchar la palabra de Dios en la iglesia.

En Eclesiastés 4:6 nos dice que es mejor un puñado de descanso que un día largo de duro trabajo.  Esto quiere decir que te estás esforzando tras el viento, por eso no deberíamos estar tan consagrados a nuestro empleo. También nos hace entender que de que nos vale trabajar fuertemente si la mejor recompensa esta en el reino de Dios luego de la muerte. La palabra de Dios y tu empleo son dos condiciones vitales para nuestra estadía en el mundo.

En Levítico 19:11 y Romanos 13:10. Nos dice que aquellas personas que realizan trabajos impuros o que perjudique a otras personas serán condenado, por la mano del creador. Ser una persona buena y que tenga un trabajo digno que logre beneficiar a otras nos hace grandes personas. Esta bella frase la podemos leer con mas detalles en 1 Pedro 3:16. En 1 Timoteo 6:8 nos dice que debemos controlar los gastos ya que cada día las cosas son más caras, triste realidad que vivimos hoy en día.