Saltar al contenido

La oración de Jesús a sus discípulos

Comenzando en el siglo V, la oración de Jesús  a sus discípulos fue cada vez más fuerte en Juan 17: 1-26 explica exactamente que la oración es el medio principal que todos los seres humanos deben mantener presente. También hace referencia que hacer oración pidiendo por las demás personas Dios nos escucha y nos concede ese favor pedido de corazón. Asimismo la oración sacerdotal tiene gran poder ante el mundo. En Hebreos 8:34; Hebreos 4: 14-15; 7:25; 1 Juan 2: 1. Hay relatos hermosos sobre la oración para reflexionar.

Antes de que Jesús partiera de este mundo nos enseño oraciones que hoy en día puedes entonar con mucha fe para pedir por un ser especial o por ti mismo. Las oraciones que dios nos dejo se encuentran en los siguientes versículos: oración por ti mismo Juan17: 1-5, oración por sus discípulos Juan 17: 6-19, oración para creyentes futuros Juan 17: 20-26.

La oración no es fácil de analizar, ya que los contenidos entran y salen interconectándose unos con otros, los relatos extraídos y analizados en todo el evangelio nos reflejas grandes mensajes ocultos por Jesús. La oración de Jesús a sus  discípulos fue un hecho de amor.

Allí se encuentran su desempeño en la glorificación del reino. Pero los temas contienen: cumplimiento, alabanza al Padre, manifestación de Dios, nombramiento de los discípulos fuera del mundo luego de la partida de Jesús y la unidad creada en el Padre y el Hijo, también hay un pequeño relato que muchos le teme y es el fin del mundo, explicando que cada día su destino los lleva al final pero recordando que existe  un Dios quien nos espera con los brazos abiertos.

Extraordinariamente, la oración no es oscura, sino que inhala una variedad de perspectiva triunfante de lo que sucederá cuando la gestión de Jesús se consuma en el cielo y sus discípulos emprendan su nueva misión. La oración de Jesús a sus  discípulos fue un hecho de amor.

Jesús emprende la oración conversando con el padre acerca de su pronta glorificación que fue su pasión, muerte y resurrección. Si deseas alcanzar más información sobre la glorificación, te invitamos a leer Juan  6.

Luego de que Jesús dijera lo plasmado en Juan 17: 1-26, alzo su mirada hacia el cielo y oró diciendo: santo padre, el tiempo ha llegado la hora de mi partida. Te pido de corazón que glorifique a tu hijo y así mismo te glorificare. La oración de Jesús a sus  discípulos fue un hecho de amor.