Saltar al contenido

La confianza en Dios

Desde pequeños nuestros padres nos inculcan el amor a Dios y más en confiar en él y su poder sobre la tierra. Pero hay momentos de tu vida que ese amor por nuestro padre celestial decaiga por algún motivo. Si eres una persona que desea aumentar ese amor por Dios o aumentar la confianza en él te invitamos a leer detalladamente Proverbios 3. Allí encontraras la repuesta a todas tus inquietudes por esa falta de fe. La confianza en Dios nos ayuda a vivir en armonía.

Actualmente vivimos en un universo donde se debe conquistar la confianza en otras personas, por eso que nos crea la desconfianza en Dios, pero esto no depende solo de ti, si logras vivir en un mundo de armonía obtendrás un mejor bienestar aumentando la confianza en Dios y el mundo que te rodea. Como lo dijo Salomón que la confianza es debidamente donde se debe comenzar. Confía en Dios con todo tu corazón y nunca te apoyes en tu oportuno entendimiento. Este lo puedes leer con mas detalles en Proverbios 3: 5.

La mayoría de las personas enfrentan decepciones, que nos enseña que solo logramos depender de uno mismos. Muchas veces vivir la vida que Dios nos otorgo  puede ser difícil, pero si logras mantener su confianza tu vida puede estar llena de grandes bendiciones. Es normal vivir momentos difíciles pero solo se paciente y encontraras la paz interior. La confianza en Dios nos ayuda a vivir en armonía.

Debemos saber que en nuestras mentes se encuentra  toda la sabiduría, pero Dios siempre está presente en ella para evitar que tú caigas en una falta de fe. Dios es un ser lleno de riqueza espiritual y siempre la quiere compartir contigo pero aun no te das cuenta. Si deseas encontrar el camino a esa riqueza espiritual solo debes leer Romanos 11:33 y obtendrás grandes maravillas. La confianza en Dios nos ayuda a vivir en armonía.

Si te parece que confiar en Dios es muy complicado. Entonces mantenlo presente en cada momento de nuestras vidas, por ese motivo debemos dejar a un  lado nuestras metas, planes y expectativas para rendirnos a los planes y leyes de Dios. Muchas veces las malas tentaciones nos hace que nos olvidemos por completo de Dios decayendo lentamente la confianza en él, pero si eres una persona de mente fuerte ninguna maldad podrá dañas tus pensamientos a nuestro padre celestial.  La confianza en Dios nos ayuda a vivir en armonía.