Jesús, señor de la creación

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo por medio del poder de su Palabra. Así mismo lo dijo Pedro cuando le dijo a Jesús, “Señor, ¿adonde iremos? Solo tú tienes palabra de vida eterna”. Juan 6:68.

El mismo libro de Juan nos afirma que La Palabra es Cristo, en su capítulo 1 versículo 14 en el cual nos dice: “Entonces La Palabra se hizo hombre y vino a vivir entro nosotros. Estaba lleno de fidelidad y amor inagotable. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre”

Hay un misterio enorme que nunca llegaremos a comprender con nuestra mente humana, pero, Jesús cuando estuvo en la tierra fue 100% humano y 100% Dios. Y si Jesucristo es Dios, pues sin duda alguna estuvo presente mucho antes, durante y después de la creación.

El libro bíblico de Colosenses 1:15-17 dice: Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación porque, por medio de él, Dios creó todas lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio del él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Sin duda alguna Jesús es Dios y el así mismo nos lo recalca cuando dice: “Quien me ha visto a mi ha visto al Padre”. El sol, la luna, las estrellas, el viento, el agua, el tiempo, los sentimientos, todo, absolutamente todo fue creado por medio de Jesús y sin Jesús nada de lo que vemos y no vemos tuviese vida.

 
A continuación les dejamos un bonito ví­deo musical, dedicado a nuestro señor Jesucristo, dueño y señor de la creación.

Jesús, señor de la creación

El libro Juan capitulo en su primer capítulo nos da prueba fidedigna e infalible de que Jesús estuvo antes, durante, y después de la creación y todas las cosas fueron creadas por medio de él y para él.

Dice la Escritura: En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La palabra le dió vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos. La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad jamás podrá apagarla” Juan 1:1-5.

El texto hace mención a “La Palabra”, esto no quiere decir que se este refiriendo a algo dicho, o algo escrito que constantemente es leído como una carta… Cuando se habla de “La Palabra”, esto, significa que hace referencia a nuestro Señor Jesucristo como esa Palabra de vida que era y es parte de Dios, ya que Dios creó todas las cosas por su Palabra. La Palabra, Jesucristo, forma parte de Dios, mucho antes del principio del tiempo Jehova dijo: “Que se haga l