Pintura de Jesús

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Pintura de Jesucristo
Pintura de Jesús
5 (100%) 1 vote

Existen muchas obras de artistas se inspiran en Jesús para pintar sus cuadros, pero esta pintura de Jesús es una de las más reconocidas. Aquí­ se puede ver a un hombre de ojos sincero y rostro relajado, caracterí­sticas que imaginamos también tendrí­a el verdadero rostro de Jesús ya que su corazón era totalmente puro y el confiaba plenamente en el Padre por lo que viví­a tranquilo haciendo su voluntad.

Esta pintura de Jesús se ha convertido en el cuadro que muchas personas tienen en sus salas o sus habitaciones. Si bien es una pintura muy bonita, debemos recordar que la Biblia nos dice que no tenemos que adorar imágenes, así­ que debemos tener bien presente que solo es una pintura de Jesús, de dulce belleza, pero que no es el verdadero rostro de nuestro Salvador. Esto nos impedirá caer en pecado.

Los apóstoles, los discípulos, los tantos sanados por su mano poderosa que nos narra la Biblia, son los que tuvieron el privilegio de conocer a Jesús “cara a cara” y a su vez pudieron conocer al mismísimo Dios en persona delante de ellos. Jesús mismo lo dijo: “… ¡Los que me han visto a mí han visto al Padre!… Solo crean que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí; o al menos crean por las obras que me han visto hacer.” Juan 14:9, 11.

También antes de nacer, Jesús fue anunciado y el representaría a Dios en medio del pueblo, seria Dios encarnado de un cuerpo humano, Isaías 7:14: “Muy bien, el Señor mismo les dará la señal. ¡Miren! ¡La virgen concebirá un niño! Dará a luz un hijo y lo llamarán Emanuel (que significa “Dios está con nosotros”).”

Quizá en nuestro tiempo no podremos saber cómo es el verdadero rostro  del salvador ya que estamos llenos de maldad y pecado, Romanos 3:23: “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”; pero el Salvador (Jesús) puede presentársenos como a él le plazca, solo basta un encuentro real, en la intimidad, aperturar nuestro duro corazón a sus tiernas manos, esas manos invisibles pero poderosas que nos han creado, esas manos de amor que solo quieren cuidarnos y renovarnos.

Con nuestros ojos humanos, quizá nunca podremos ver el rostro de Jesús pero si le podemos sentir y allí hay una mayor bendición, “Entonces Jesús le dijo: —Tú crees porque me has visto, benditos los que creen sin verme.” Juan 20:29.

Tener una pintura de Jesús en nuestras casas para muchas personas representa la honra y el reconocimiento. Es muy lindo que toda persona que llegue de visita a nuestro hogar pueda darse cuenta que amamos a Dios pero esto también debemos expresarlo por medio de nuestra vida ya que así­ es como Dios nos pide que lo hagamos.

Debemos pensar que hay muchas personas que también tienen alguna pintura de Jesús, a la cual adoran pero siguen con sus vidas de pecados y sin cumplir ningún mandamiento, esto no hace la diferencia. Dios ama a estas personas, pero bendice a quienes verdaderamente expresan su amor a Él por medio de la obediencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *