Saltar al contenido

Oración de confianza a Jesús Nazareno

Oracion de confianza a jesus nazareno
Oración de confianza a Jesús Nazareno
5 (100%) 1 vote

Esta, es una oración de ejemplo muy bonita, que expresa la confianza depositada en nuestro Jesús. Esta, es una oración que fue elaborada por la corporación religiosa llamada Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Haciendo un análisis de lo que es una oración o la palabra “oración” como tal podemos decir que no es más que el acto de comunicarse con Dios, bien sea para hablar con él, dar gracias, pedir ayuda, hacer una petición, o simplemente para escucharle, alabarle y sentir su presencia.

Veamos algunos aspectos importantes de la oración:

* Debe ser dirigida a Dios Padre (Mateo 6:6)

* Debe ser ofrecida, única y exclusivamente, en el nombre del Señor Jesús (Juan. 14:13-14).

* Es levantada por medio del Espíritu Santo (Romanos. 8:26).

* Debemos orar siempre y en el Espíritu (Efesios. 6:18).

* Se debe de orar con fe (Santiago.1:6-8).

* La oración debe ser sencilla y no ostentosa (Mateo 6:5-7). Para que sea respondida es esencial que el pedido esté en armonía con la voluntad de Dios.

Se debe hacer conforme a la voluntad de Dios, así como lo mostró Jesucristo en obediencia y Amor, en aquel momento crucial antes de ser capturado cuando dijo: “Padre, si tú quieres, pasa de mi esta copa, pero que no se haga mi voluntad sino tu voluntad” Mateo 26:39.

La oración no es para pedir lo que queremos, sino para que Dios nos de lo que necesitamos conforme a su voluntad. Por eso hay una diferencia en querer lo que necesitamos o necesitar lo que queremos.

El querer algo para nuestras vida no es malo ni bueno, pero hay que hacernos la pregunta ¿realmente necesito eso que quiero?. En la oración que se haga a Dios hay que dejar claro que debe ser una petición, que, según sea su voluntad, se cumplirá o no… No podemos utilizar la oración para dar ordenes a Dios ya que esta no será escuchada; por eso su Palabra se cumple cuando “pedimos y no recibimos porque no sabemos pedir” Santiago 4:3.

Esta oración plasmada en la imagen no es un ritual, ni tampoco es algo que va a resolver nuestros conflictos de vida. No por mucho repetir esta oración se nos va a dar lo que queremos, recordemos que Dios no le place las vanas repeticiones según el evangelio de Mateo en su capítulo 6 versículo 7, en el cual, el mismísimo Señor Jesucristo nos exhorta a que al orar no usemos repeticiones sin sentido, y da como ejemplo a aquellos que viven sin obedecer la ley de Dios, no por mucha palabrería en tu oración es garantía de que la misma sea escuchada.

Cuando ores, no seas como muchos que vociferan haciendo sus oraciones en público, haciendo alarde de sus palabras “santas”… Nuestra oración debe ser en silencio, en la intimidad, donde solo estén presentes Dios y tu y el Espíritu Santo intercediendo. En quietud de mente y corazón, en el lugar donde mas te sientas cómodo; puede ser en tu casa, en tu habitación, en una colina, o en cualquier lugar donde haya tranquilidad, sin interrupciones, ni distracciones aunque se presenten, si Dios lo dispone en tu corazón, entonces tendrás un lugar especial donde podrás orar al Señor con tranquilidad, eso es lo que se llama “hacer un altar para Dios”.

Esta imagen nos refleja un bonito ejemplo de oración que es solo eso, un ejemplo, el cual podemos tomar en cuenta, pero lo importante es que nuestro corazón y mente este de rodillas a Jesús, sin dudas al orar, y así su Espíritu Santo nos ayudará en nuestra comunicación con el Padre.