Nacimiento de Jesús

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Nacimiento de Jesus
¿Qué te parece?

Cuando recordamos el nacimiento de Jesús, pocas veces pensamos en José. ¿Alguna vez te has puesto a pensar sobre lo importante que fue su presencia en este hecho? José era un joven muy bueno, cuando él se enteró de que Marí­a estaba esperando un niño no quiso difamarla entonces decidió abandonarla en secreto. Pero aunque él pensaba que eso era lo mejor, un ángel se apareció en su vida para cambiarle los planes. Así nos lo relata la Biblia: “Mientras consideraba esa posibilidad, un ángel del Señor se le apareció en un sueño. «José, hijo de David —le dijo el ángel—, no tengas miedo de recibir a María por esposa, porque el niño que lleva dentro de ella fue concebido por el Espíritu Santo. Y tendrá un hijo y lo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo eso sucedió para que se cumpliera el mensaje del Señor a través de su profeta: «¡Miren! ¡La virgen concebirá un niño! Dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel, que significa “Dios está con nosotros”». Cuando José despertó, hizo como el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María por esposa, pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta que nació su hijo; y José le puso por nombre Jesús.” Mateo 1:20-30

El, aunque no entendí­a demasiado sobre el nacimiento de Jesús acepto los planes de Dios y se decidió a obedecerlo en todo.

Cuantas veces nosotros tenemos un plan y sabemos que no es el mismo que el de Dios pero aun así­ queremos seguirlo adelante porque creemos que es lo mejor ¿Qué hubiera pasado si José hubiese sido como alguno de nosotros? El nacimiento de Jesús hubiera cambiado mucho. Marí­a quizá no tendría la compañía de un hombre u esposo, no habrí­a tenido quien los proteja. Gloria a Dios que pudo guiar a José a tomar la mejor decisión que fue obedecer al Padre Celestial.

Los planes de Dios siempre son los mejores, quizás no los entendamos porque él no revela todo el plan en una sola vez, sino que va dándonos pasos a seguir como lo hizo en el nacimiento de Jesús con José. Pero tenemos que confiar que él sabe lo que hace y si lo seguimos no hay otra opción que la victoria.

Existe una canción muy conocida que dice “mi obediencia es mi mejor adoración” y sí, eso es cierto, pero una entrega total al Señor si reservas sería aún mucho más de agrado al Dios Viviente. Uno de los ejemplos de obediencia nos lo enseña el apóstol Juan que escribió: “Amados míos, si estamos bien con Dios, podemos presentarnos ante él con toda confianza.  Y nos dará lo que le pidamos, porque obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que a él le agrada.” 1 Juan 3:21-22

Sería bueno que todos podamos seguir el ejemplo de José en el nacimiento de Jesús y que, al igual que él, podamos obedecer a Dios en todos los términos, no queriendo imponer nuestros planes o solo haciendo lo que nos gusta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *