Jesús y María

Jesús y María
¿Qué te parece?

Cuando vemos una imagen que representa a Jesús y María pensamos en el gran amor que hubo en esta madre y la plena confianza en Dios que ella tenía para entregar su vida completa a su servicio.

Dios eligió entre todas las mujeres a esta sierva porque conocía su corazón y sabía que ella estaba dispuesta a servirlo. Una prueba de ello la vemos en Lucas 1:38 donde ella dijo: “… He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra…” así que vemos que ella misma se considero una sierva o esclava al servicio del Señor Dios. Durante 33 años Jesús y María compartieron muchísimas cosas juntas, como cualquier madre lo haría con sus hijos, pero ella siempre se encargo de educarlo e instruirlo en el camino porque sabía que Dios tenía un Plan muy grande con él.

El ejemplo de Jesús y María es el que deben seguir todas las madres. ¡Qué lindo seria el mundo si todas las madres pudieran criar y educar a sus hijos como María lo hizo con Jesús! Si desde pequeños todos fuéramos instruidos en el camino de Dios comprendiendo que todos tenemos un gran propósito y que tenemos que obedecer cada uno de los mandamientos del Padre para vivir fuera del pecado, entonces ya de adultos, podríamos llevar una vida recta y justa ante los ojos del Señor. María fue un gran ejemplo para las madres incluso en nuestros tiempos ya que era fiel sirviente del Dios viviente, incluso, podemos deducir que instruyo a Jesús según las leyes ya antes escritas en el antiguo testamento. Uno de esos preceptos que muy probablemente uso María lo vemos en el libro de Proverbios capitulo 22 verso 6: “Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonaran”. Esta es una instrucción de ética de vida que Dios nos da, aún entendiendo que cada ser humano es responsable de sus decisiones, si esa persona es instruida desde niño por el buen camino, entonces muy probablemente sus decisiones estén guiadas por el Espíritu de Dios en cada momento de su vida.

Quizás a muchos padres no se les cruza por la cabeza seguir el ejemplo de Jesús y María. Creen que preparar a sus hijos para el mundo es educarlo según los principios que el sistema del mundo ha preparado, muy distinto a lo que Dios nos manda a hacer.

Existe una gran promesa del Señor en el libro de Deuteronomio capitulo 6 verso 2: “Tú, tus hijos y tus nietos teman al Señor su Dios durante toda la vida. Si obedeces todos los decretos y los mandatos del Señor, disfrutaras de una larga vida”. Estos mandatos y decretos los encontramos en la Biblia y sin duda son de deleite para llevar una vida agradable ante los ojos de Dios… El mejor ejemplo a seguir de esto es Jesucristo, nuestro Señor.

Si tú ya tienes hijos o ahora eres joven pero sabes que vas a tenerlo en un futuro, nunca olvides seguir el ejemplo de Jesús y María para que desde pequeños puedan seguir el camino de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *