Jesús resucitado

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesus resucitado
Jesús resucitado
¿Qué te parece?

No es solo una historia, no es solo algo que alguien escribieron algunos hombres, se trata de aquel hombre llamado Jesucristo, el Hijo de Dios, el único que ha muerto poniendo su vida y teniendo el poder y la autoridad para volver a tomar su vida. El único que murió realmente por todos y cada uno de nosotros, por nuestros pecados y fallas, por amor a nosotros para restablecer nuestra relación con el Padre de las luces, el único Dios viviente.

En toda la historia de la humanidad, no existe tal historia más impactante como la de Jesús, y no es solo una historia, es una historia que se hace viva en el corazón de los hombres y mujeres que le creen, le aman y le obedecen.

Jesús en su inmensa sabiduría y poderío pudo haber muerto de viejo, llevar una vida tranquila sin molestar a nadie, pudo haber tenido una familia común y corriente, hijos, esposa, nietos y morir a muy avanzada edad… Pero, esa no era la voluntad del Padre Eterno, por ello, el sometió su carne y sus propios deseos a los deseos de Dios y obtuvo mucho más de lo antes ya dicho;  tanto así, que ascendió a las alturas de manera gloriosa y con poder, está sentado a la derecha del Padre (Dios) y se le dio toda, absolutamente toda la autoridad en el cielo y la tierra (Mateo 28:18).

Muchas creencias y líderes del mundo han querido ser como Jesús, pero nadie ha podido ni podrá compararse a él, “¡En ningún otro hay salvación! Dios no ha dado ningún otro nombre bajo el cielo, mediante el cual podamos ser salvos.” Hechos 4:12, ese único nombre, es el nombre de Jesús.

Buda dijo: Busque la verdad y no la encontré. Mahoma dijo: Moriré buscando la verdad, pero Jesucristo dijo: Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida (Juan 14:6).

No hay autoridad en el mundo más relevante que la de Jesús que es Dios, y no hay poder más grande que se le compare. Y es ese mismo poder que lo levanto de entre los muertos, resucitando al tercer día de haber muerto en la cruz.

El mismo Jesús lo había anunciado que el mismo tomaría su vida: “Nadie me la quita, sino que yo la doy de mi propia voluntad. Tengo autoridad para darla, y tengo autoridad para tomarla de nuevo. Este mandamiento recibí de mi Padre.” Juan 10:18

También lo anuncio en otro pasaje: “Jesús respondió y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.” Juan 2:19. Aquí, Jesús no se estaba refiriendo al templo como estructura arquitectónica, sino a su cuerpo que era el templo del Espíritu Santo.

Jesús, el Rey de Reyes y Señor de Señores está vivo y si nuestra vida está en él, aun cuando nuestro cuerpo muera, por su amor y su Espíritu seremos levantados y viviremos, así lo dice su Palabra: “Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá,” Juan 11:25.

Dios, es el Dios de los vivos, por ello en Cristo nunca moriremos ya que él nos da vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *