Jesús pescando

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesus pescando
¿Qué te parece?

Esta imagen representa a Jesús pescando junto a sus discí­pulos. Podemos ver como él se pone a la par de ellos para ayudarlos en sus labores, tanto en su rostro como en el de los demás se refleja el cansancio por el trabajo. Esto nos lleva a pensar en cómo Jesús también se pone a cada dí­a a nuestra par para acompañarnos y ayudarnos en nuestro trabajo diario.

En el evangelio de San Juan 21 se relata la tercera aparición de Jesús después de resucitar. Pedro, triste por haber negado al Maestro, se volvió a sus actividades rutinarias después del momento de la crucifixión y los demás discí­pulos lo acompañaron, pero allí­ se apareció Jesús, en el mar de Tiberiades.

Ese fue un momento muy similar a la escena representada de Jesús pescando, ya que después de haberle preguntado a los discí­pulos si habí­an pescado algo y de escuchar su respuesta negativa, Jesús se pone en lugar de un pescador más y los ayuda con su tarea. Allí­ podemos ver a Jesús pescando, aunque él no estaba en la barca, se encontraba situado en la orilla y desde allí­ siempre se ve mejor donde se encuentran los peces por lo que dirigí­a a los discí­pulos hacia donde podrí­an pescar más, consiguiendo sacar redes repletas.

Pero el trabajo de Jesús pescando no ha quedado solo ahí­, el ahora también se encuentra dispuesto a convertirse en un compañero diario de cada una de las personas que lo siguen y ayudarlos en sus tareas diarias. Jesús se encuentra presente en cada momento de nuestras vidas ya sea pescando o realizando cualquier otra actividad en la que pueda ayudarte.

Así mismo, Jesús nos capacita con nuevos conocimientos para realizar nuestras labores diarias. ¿No les ha pasado que en algún momentos en sus trabajos, o actividades rutinarias no encuentran solución para con alguna dificultad o tarea y  le pedimos a Dios ayuda y encontramos la solución? Su Palabra dice: “Porque mis ideas no son como las de ustedes, y mi manera de actuar no es como la suya. Así como el cielo está por encima de la tierra, así también mis ideas y mi manera de actuar están por encima de las de ustedes.» El Señor lo afirma.Isaías 55:8-9

Así de inmensa es la sabiduría y pensamiento de Dios, que en un segundo puede darnos la respuesta a esa dificultad laboral o personal que tengamos, siempre y cuando sea su voluntad y esperemos en Él. “Si a alguno de vosotros le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.” Santiago 1:5. Es decir, que en nuestras labores diarias, en nuestros trabajos, en nuestras vidas personales, en nuestras familias y en cualquier situación, Dios siempre tendrá la respuesta y la ayuda para que podamos salir victoriosos y con la frente en alto.

Recordemos que Dios está en todo lugar y en todo momento, si ponemos nuestra confianza en Él de seguro nuestro trabajo le dará gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *