Jesús, pescador de hombres

Jesús, pescador de hombres
¿Qué te parece?

Muchos se preguntan el porqué de Jesús, pescador de hombres. Recordemos también que Jesús nos encargó a nosotros, como a Pedro, la tarea de ser pescadores de hombres por lo que es muy importante que podamos comprender claramente su significado.

Así­ como un pescador trabaja para poder sacar peces del mar o rí­o para que estos puedan ser útiles en las manos de los hombres como alimento, así­ también Jesús pescador de hombres trabaja para poder entregarles hombres en las manos de Dios. ¿Y de donde los saca? Los saca de la oscuridad y la confusión de este mundo, saca sus vidas de la condenación del invierno, los saca del pecado y el juicio.

No debe ser fácil realizar la tarea de Jesús pescador de hombres ya que cada persona tiene la libertad de tomar sus propias decisiones y actuar base a ellas, pero para Jesús nada es imposible y para nosotros tampoco si estamos en Cristo, ya que la Biblia dice claramente que él cree todo le es posible (Marcos 9:23), pero no se trata solo de creer en nosotros mismos, sino creer en ese Dios poderoso que todo lo puede; así sin duda, nada nos detendrá ya que Dios camina delante de nosotros como poderoso gigante (Jeremías 20:11). Esto nos capacita y anima a poder cumplir el propósito que Dios nos encomendó en esta tierra y así­ poder rescatar a muchas personas más para que disfruten de los beneficios del Reino de Dios y agradar cada dí­a más al Padre.

Este fue el mandato principal de Jesús: “Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos»”. (Mateo 28:19-20). Es así como se identifica a esos pescadores de hombres, que no son más que aquellos que enseñan la Palabra de Dios con amor, con fervor, dan a conocer al Hijo de Dios a la humanidad para que muchos vuelvan una relación correcta con el Padre eterno.

Estos pescadores de hombres, los verdaderos, van por el mundo y a todo lugar llevando el mensaje de salvación, lo que la Biblia llama como “la buena noticia” siendo testigos fieles del amor de Cristo en sus vidas; así lo dice Hechos 1:8: “y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.

Recordemos que para que la humanidad pueda restablecer su relación con Dios solo existe un camino, y ya lo dice el mismo Jesucristo en su Palabra: “: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6)

Jesús, pescador de hombres, lleva a los hombres a las manos del Padre para que puedan ser verdaderamente útiles. Quizás muchos de ellos llevan una vida tranquila como los peces, yendo de un lado a otro sin tener una dirección y mucho menos un propósito, pero Dios puede cambiar todo esto afirmando su identidad, posición y dándoles una dirección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *