Jesus Pastor de Ovejas

Jesus Pastor de Ovejas
5 (100%) 1 vote

Jesús es alimento para su rebaño, Jesús es paz para su rebaño, Jesús es amor para su rebaño.

Sí, Jesus es el alimento para el que le sigue, el no dejara atrás a ningún seguidor, sino que el mismo busca a la oveja que se ha perdido en el camino.

Así lo vemos en el libro de Lucas 19:11 en la Biblia; Jesús mismo dice que vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Jesús, el buen pastor alimenta a sus ovejas, así mismo como en tiempos pasados, cuando por 40 años, alimento al pueblo Hebreo con comida (maná) que caía del cielo, así mismo, hoy en día quiere y puede alimentar a sus ovejas que le siguen fieles.

Recordemos ese episodio de la vida de Jesús, que cuando frente a más de 5000 personas, con solo 5 panes y 2 peces dando gracias al Padre, pues alimento por completo a todos y cada uno de esas personas (Marcos 6:41). Todas estas personas quedaron satisfechas, a pesar de que los apóstoles les parecía imposible, el poder de Dios todo lo puede y esta fue una maravillosa prueba de que Dios estaba en Jesús.

A pesar de las dificultades que podamos tener, o los obstáculos que se nos presentan en la vida, Dios nos dice “no temas”, si confiamos plenamente en Él sin duda tendremos el gozo y la paz  en medio de la prueba. Recordemos que la paz que da Jesús no es la misma que da el mundo, es la misma paz que tenía Jesús, que en medio de tantas aflicciones se gozaba y su amor irradiaba para todos. Esa misma paz fue heredada a los apóstoles, que a pesar de la persecución que vivieron, pese a los insultos y rechazos, pese a que murieron, la paz del Espíritu de Dios habitaba en ellos, y el gozo en medio de la dificultad les dio la victoria en Cristo Jesús. Así lo señala el apóstol Pablo cuando nos exhorta en su carta a los Filipenses: Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!,… Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:4,7)

No podemos decir que esto sea fácil, pero si el amor de Dios está en nuestros corazones pues el temor de satanás es echado fuera de nuestras vidas por Cristo Jesús. Recordemos que todo lo podemos en Cristo ya que Él nos fortalece. Sí, somos humanos con debilidades, frágiles, la vida humana para es un simple suspiro en el aliento de Dios, pero, si todo lo podemos en Cristo, no quiere decir que somos súper hombres o súper mujeres, lo que quiere decir esto es que en las fuerzas de Cristo, no en las humanas, podemos hacer la voluntad del Padre la cual es buena, agradable y perfecta.

El amor de Dios siempre ha estado, antes del tiempo, antes de la creación, en la creación y hasta el mismo día de hoy que lees este post, el amor de Dios está presente. Jesús, con su infinito amor cuida de su rebaño, y su Palabra dice: “Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen” Juan 10:27.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *