Jesús paseando con una niña

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook174Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesus paseando con una niña
Jesús paseando con una niña
¿Qué te parece?

Bonita y tierna imagen de Jesús, hijo de Dios hecho hombre, paseando por un prado con una niña.

Jesús sin duda, es el buen pastor que cuida de sus ovejas, es decir, de los que le siguen, le creen y le aman. Jesús era Dios encarnado en un ser humano y por ende tenía el inmenso e infinito amor del Padre Eterno el cual nos creó.

Entonces, Jesús lleno de ese amor de Padre, guió y sigue guiando a todos aquellos que deciden seguir sus pisadas. Así mismo como un Padre, Jesús nos levanta cuando caemos, toma de nuestra mano cuando tenemos dudas, nos abraza cuando tenemos miedos, nos detiene cuando no vemos el peligro, muchas veces nos grita para poder rescatarnos de algún mal y lo mejor, no se ha cansado de hacerlo porque tiene un amor infinito y es fiel, así lo dice la Palabra de Dios, constantemente en el Salmo 136: “Su fiel amor perdura para siempre

¿Qué clase de amor es ese?, ese es un amor que trasciende fronteras y espacios, no conoce de maldad ni de egoísmo, no sabe lo que es el odio ni el rencor y siempre está dispuesto a perdonarnos, a darnos un abrazo y un consejo, a levantarnos y animarnos, a consolarnos en momentos difíciles; es tan inmenso ese amor que no se puede describir. La Biblia dice en Salmos capítulo 36 verso 5: “Tu amor inagotable, oh Señor, es tan inmenso como los cielos; tu fidelidad sobrepasa las nubes.”

No sabemos qué tan alto es el cielo, nuestra mente humana no alcanza para saberlo, no con toda la tecnología que se ha desarrollado, ni todo el conocimiento humano alcanza para comprender el inmenso amor del Señor Dios. Hace muchos años, el salmista David lo decía, en el libro de Salmos capítulo 139 verso 6: “Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Es muy elevado, no lo puedo alcanzar. “Si el amor del Señor sobrepasa todo entendimiento humano, entonces sin temor a equivocarnos, podemos caminar tomados de su mano poderosa, así como lo ilustra esta imagen de Jesús paseando una niña.

La Biblia claramente nos describe que es tener amor, en la primera carta a los Corintios en su capítulo 13 versos 4 y 7, el apóstol Pablo lleno del Espíritu Santo nos da una referencia maravillosa: “Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.”

Así de maravilloso es el amor de nuestro Padre Celestial, el cual solo quiere lo mejor para nosotros, y tanto nos amó que envió a su único Hijo a morir por nosotros (Juan 3:16), para que por medio de él (Jesús) tengamos acceso a la vida eterna y una conexión y reconciliación con el Padre, ya que solo Jesucristo es el camino que nos hace llegar hasta el Padre (Juan 14:6).

Seamos como niños delante de su presencia y recibamos ese inmenso amor de Padre, solo Dios puede guiar correctamente nuestros pasos como en esta imagen de Jesús paseando una niña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *