Jesús es Paz

Jesús es Paz
¿Qué te parece?

Jesús es Paz, podemos ver en muchas ocasiones que la Biblia cuenta de personas que han llegado a Él y han recibido esa paz que tanto buscaban. ¿Qué es la paz? Todas las personas del mundo buscan la paz ya que todos los hechos que suceden son por falta de paz. La paz puede definirse como ese estado de tranquilidad y calma interior que les permita disfrutar de cada acontecimiento de la vida pero que, muchas veces las situaciones externas y los problemas, no les permiten conseguir. Pero Jesús es Paz, solo debes acercarte a él y entregarle tus cargas para poder recibir esa paz tan única que solo él te puede brindar.

Esa paz nos la dejo Jesús para que a pesar de las dificultades de la vida pensemos en él como nuestro gran y maravilloso ayudador el cual todo lo puede y nada es imposible para él… Jesús nos dice: “no tengas miedo”. Juan 14:27: “Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se la doy como la dan los que son del mundo. No se angustien ni tengan miedo.

La paz del mundo es que muchos anhelan, sin problemas, sin dificultades, sin líos o conflictos, con salud, o en la alegría de estar en algún lugar paradisiaco disfrutando de unas vacaciones. Para otros quizá sea viajar, o quizá para otros sea hacer alguna actividad o un hobbie y hasta alguna actividad física. Pero, ¿cuánto tiempo dura esa paz? Es sencillamente por momentos la paz que podemos obtener en el mundo, sin embargo, la paz que nos ofrece Dios es más grande que cualquier cosa en el mundo, esta sobre toda dificultad, la paz de Dios es infinita ya que al tener la plena confianza de que Él está con nosotros, podremos caminar y dar pasos de gigante porque Dios va adelante.

Filipenses 4:7 nos dice: Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.”

La paz no es algo que se pueda conseguir con esfuerzo, ni algo que el mundo te pueda dar, solo Dios puede llenarte de paz verdadera ya que Jesús es Paz.

En la Biblia podemos ver como Jesús lleno de paz a personas afligidas por enfermedad, carga de pecados o ansiosas, otorgándole su sanidad, el perdón o anticipándole que si confí­an en el Dios Todopoderoso todo estará bien.

Así nos los refleja el Apóstol Pablo en 2 Corintios 13:11: “Amados hermanos, termino mi carta con estas últimas palabras: estén alegres. Crezcan hasta alcanzar la madurez. Anímense unos a otros. Vivan en paz y armonía. Entonces el Dios de amor y paz estará con ustedes.

Muchas personas confunden la paz de Dios con la falta de problemas o presiones. Jesús es Paz, pero él nunca nos prometió que en este mundo no tendrí­amos esas aflicciones, el mismo lo dice en San Juan 16:33: “Estas cosas os he hablado para que en mí­ tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he venido al mundo”. Aquí­ nos explica claramente que Jesús es Paz y la paz que nos da es interior ya que sabemos que si ponemos nuestra fe en el todo estará bien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *