Saltar al contenido

Jesús es amor

Jesús es amor
¿Qué te parece?

Desde tiempo pasado tenemos conocimiento que Jesús es amor, pero ese amor viene de la sagrada escritura, y debe ser usado diariamente. Muchas veces es dirigido por las personas pero en realidad lo estás haciendo correctamente.

Hay otro punto de vista del amor interpersonal que se encuentra en la biblia, en este punto existe el aspecto del amor donde todos son iguales y nadie es atractivo ni productivo. Jesús es amor por su humildad y su forma de ser.

Al explorar el antiguo testamento y el nuevo testamento a la misma vez, nuestra dirección estará basada en el amor de Dios y en seguida en el amor del hombre por Dios, también puedes encontrar relatos explicando cómo debe ser el amor del hombre por el hombre y el amor del hombre por las cosas materiales. Jesús es amor puro.

El amor en el antiguo testamento. Cuando Jesús estaba predicando la palabra de dios siempre hacia énfasis en el amor a Dios sobre todas las cosas, pero ese amor debe ser sincero y que venga desde el alma. Si quieres aumentar el amor por Dios te invito a leer Mateo 22:36, Deuteronomio 6: 5, allí encontraras una lectura estupenda. El segundo mandamiento también habla del amor, donde nos dice amar a tu prójimo como a ti mismo, hermoso relato plasmado en Mateo 22:39; Levítico 19:18. Si quieres que tu vida cambie y estés llena de amor celestial solo debes cumplir estos dos principales mandamientos.

A lo largo del antiguo testamento siempre se enfoca en la transformación de los hombres y las mujeres. Indicando que el amor a Dios y a su prójimo vale más que cualquier cosa. Esta muy claro en el antiguo testamento que el mayor valor es Dios y que su amor más grande siempre será su propio nombre. Desde el inicio de la historia de Israel hasta el final de la época del antiguo testamento, Dios se emocionó por este gran amor, ya que se extendió por todo el mundo. En el capítulo de Isaías dice que él lo estableció a Israel para tener gloria. Si deseas leer con mas detalles esta bella historia la puedes encontrar en (Isaías 43: 7). Allí dice eres mi siervo pueblo de Israel y en el seré glorificado (Isaías 49: 3). Por ese motivo Dios libero al pueblo e Israel de Egipto. Cuando Jesús vino a este mundo vino para aumentar ese amor por él y su padre celestial.