Saltar al contenido

Jesús enseña la oración

Jesús enseña la oración
¿Qué te parece?

Cuando Jesús llego a este mundo fue con un propósito de Dios. Para él la oración era el medio para meditar y hablar con nuestro padre celestial. Un día el hijo de Dios estaba en un lugar alejado de la multitud orando. Al terminar sus discípulos le dijo. Maestro queremos que nos enseñes a orar, así como Juan enseño a sus seguidores antes de tu llegada. Jesús inmediatamente les enseño el padre nuestro que hoy en día entonamos con mucha fe. Jesús enseña la oración que nos libra de todo pecado.

En Lucas 11 hay una historia muy hermosa que hace referencia a la ayuda al prójimo. El les dijo si a media noche llega una persona humilde a tu morada y te pide algo de comer o beber y tú le niegas el agua o algún otro alimento estarás rechazando mi bendición. Recuerden hijos míos cuando des algo de corazón yo te lo multiplicare, además estarás lleno de bendición y veras el reino de mi padre.

Así que yo les digo, pedid y les dará, toca y les abrirá la puerta, busca y encontraras buenas cosas. Toda aquella persona que pide humildemente recibe y encontrara mil bendiciones. Pero si te piden un pez y tú das una serpiente lo mismo te devolveré. Si sientes  que tu cuerpo necesita paz, amor y armonía solo debes pedir a Dios con la oración que les he enseñado de esta forma el te dará el espíritu santo que tu alma necesita. Jesús enseña la oración que nos libra de todo pecado.

Un día Jesús estaba expulsando el demonio de un mudo. Apenas Jesús lo toco este salió de su cuerpo entregando esa alma mala a la tierra, lugar de donde vino. En ese momento Jesús nos enseño que ante cualquier hecho sobrenatural solo con la oración puedes librar a un cuerpo mortal de un alma maligna. Por eso que cuando hay sucesos extraños en una iglesia podemos ver como los sacerdotes o pastores oran fuertemente hasta liberar toda energía negativa de ese cuerpo que ha sido invadido por el mal.

En Lucas 11: 1-3 nos dice Jesús que si te encuentras en una situación terrible y quieres que mi padre escuche tus suplicas solo entra en silencio y habla con Dios a través de la oración que te he enseñado, no necesitaras mas nada para encontrar la gloria de Dios. Jesús enseña la oración que nos libra de todo pecado.