Jesús, en tus manos dejamos el mundo

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesus en tus manos ponemos el mundo
Jesús, en tus manos dejamos el mundo
3 (60%) 1 vote

Cuantas veces hemos pensado y en oraciones nos dirigimos al Señor diciéndole “Jesús, en tus manos dejamos el mundo“. Sabemos que el tiene la solución para todas los hechos catastróficos que están ocurriendo pero ¿Por que no se hacen manifiestas estas soluciones?. Cuantas veces después de decir Jesús, en tus manos dejamos el mundo nos preguntamos porque siguen ocurriendo estas cosas.

Es importante comprender que Jesús nos ha dado la posibilidad de decidir por nosotros mismos, el no interfiere en nuestra voluntad y por lo tanto no todas las personas dejan el mundo en manos de Jesús, sino que quieren buscar la solución por sus propios medios y terminan empeorando la situación.

Además, aunque muchas veces podamos decir Jesús, en tus manos dejamos el mundo, debemos actuar base en esto ya que las palabras y las intenciones no siempre son suficientes. Creemos que el solo hecho de recitar esta frase nos da derecho de reclamar a Dios la solución del mundo, pero comprendes el verdadero significado de decir Jesús, en tus manos dejamos el mundo estamos expresando nuestra espera en Jesús para que todo cambie. Para poder esperar en Jesús y tener nuevas fuerzas y buenos resultados como lo promete la Biblia, se necesita de acción, sabremos que tendremos buenos resultados pero tenemos que hacer lo que debemos y de la mejor manera.

Existe un mundo espiritual el cual se pone en acción mediante nuestras acciones, sean buenas o malas; el reino de Dios o el de las tinieblas actúa mediante cada acción que hacemos y debemos ser responsables de los resultados y consecuencias de esas acciones.

Sí, nuestra plegaria, oración, súplica a Jesús cuenta, pero ¿nuestra vida y nuestras acciones están alineadas a lo que nos exhorta y dice Dios en su Palabra? Dios actúa como le plazca y su pacto esta siempre presente, de generación tras generación, y si en cualquier lugar donde están los que le aman, le temen y le obedezcan pues mostrará su fiel amor. Así lo dice en su Palabra en Deuteronomio 7:9.

Existe un proverbio que reza: “Si yo cambio, todo cambia”, pero para ello debemos dar el primer paso, tomar la decisión y nuestro gran ayudador es Jesús, siempre y cuando se lo sentamos. Él comprende todas nuestras debilidades, dudas y temores, nos conoce mucho antes de hacer nacido. Si queremos ver un cambio en el mundo, entonces debemos dejar el afán de nuestras vidas a un lado. “Encomienda al Señor tus afanes y él un sostendrá; no permitirá que el justo caiga y puede abatido para siempre” Salmos 55:22

No puedes pretender que el mundo cambie después de decir Jesús, en tus manos dejamos el mundo y haciendo actuando con violencia, falta de moral y desprecio hacia la vida. Es mas, no podemos esperar que Jesús cambie el mundo cuando no seguimos sus principios y mandamientos, aunque no lo creas, Jesús puede cambiar el mundo cuando quiera, aunque sea la minoría los que hallen gracia delante de sus ojos. Si lo hizo en los tiempos de Noe, lo volverá a hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *