Jesús de Nazaret

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest136Share on Tumblr0
¿Qué te parece?

Precioso retrato de Jesús de Nazaret el que nos trae esta vez el fantástico pintor Del Parson. La profundidad en la mirada de Jesús solo es equiparable a su infinito amor hacia nosotros.

Delwin Oliver “Del” Parson es un pinto norteamericanos que es muy conocido por sus pinturas temáticas. Ha pintado más de 200 obras, en su mayoría religiosas o con referencia a Jesús.

Del Parson recibió su título en licenciatura en ciencias de la vida en la Universidad Brigham Young y luego obtuvo una maestría en Bellas Artes. Luego de esto también se convirtió en maestro de arte en el Colegio Dixie y además fue galardonado con el Premio de Excelencia en la Enseñanza del Consejo de la Universidad de Utah.

Su obra más resaltante es “Cristo en traje rojo” donde nos refleja a un Cristo con una túnica de color rojo y blanco muy bien elaborado en el cual se detalla una expresión de leve sonrisa de alegría que nos recibe.

En esta pintura se detalla una preciosa expresión de un rostro, no podemos decir que es el rostro de Jesús exactamente, más sin embargo en la inspiración del pintor podemos analizar, que en ese rostro pintado donde se detallan las facciones de ternura, inocencia, bondad, calidez, amor y luz, son aquellas características que reflejaba y sigue reflejando nuestro salvador Jesucristo para todo el mundo.

Así nos lo describe la Biblia, la Palabra viva de Dios, todas las características de Jesús el cual estaba lleno del Espíritu Santo de Dios. Entonces surge la pregunta, ¿y que obtenemos del Espíritu de Dios?, pues la Biblia nos lo dice claramente:

Gálatas 5:22-23: En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley

Eso es lo que principalmente podemos ver de esta hermosa pintura; más allá de un rostro bien dibujado o trazado, es ir a la Palabra de Dios y ver el Amor de Dios para con nosotros, ese inmenso amor que tuvo y aún tiene. La Biblia nos lo dice de esta forma: “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16)

No existe mayor amor que el amor de Dios, Él nos creó y nos dio vida, porque Él vive es que nosotros estamos vivos y aun siendo pecadores, nos ama, porque somos su creación. Dios no ama el pecado, aborrece el pecado y se aleja de todo aquel que lo comete, pero por ello nos envió a Jesús, para que muriera por nosotros cargando todos y cada uno de nuestros pecados en su cuerpo, llevándolos a una cruz, para que se reestableciera nuestra comunión con Dios por medio de Cristo Jesús.

Más allá de una pintura, tenemos que ver el maravilloso amor del Señor que nos lo da día tras día y ese amor también debemos darlo a los demás, a aquellos que no conocen del amor de Dios, y ese amor está Cristo Jesus, el único y amor verdadero y fiel.

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.” 1 Juan 4:16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *