Saltar al contenido

Jesús camina sobre el agua

Jesús camina sobre el agua
¿Qué te parece?

Jesús quería probar la fe de sus discípulos y la forma para saber fue realizando un acto realmente admirador y fue cuando rápidamente Jesús hizo que sus seguidores subieran a una barca y pasaran frente de él hacia el lado contrario, mientras que él despidió a la multitud que estaba en ese momento, subió a la cima de una montaña solo para orar a nuestro padre celestial. Más tarde esa misma noche, él se encontraba allí solo, el barco donde iban sus discípulos ya se habían alejado de la tierra, las olas golpeaban fuertemente el barco ya que  el viento estaba en contra. Jesús camina sobre el agua por el poder de Dios.

Antes de amanecer, Jesús sorprendió a todos los discípulos, el se acercaba a la embarcación caminando sobre el agua. Sus seguidores quedaron aterrorizados al ver a alguien venir, no se percataban que era el señor, algunos creyeron que era un fantasma del mar, fue tanto su miedo que ellos gritaban con miedo y decían un fantasma se aproxima.

Pero Jesús al verlos tan alterados les dijo rápidamente: Tened el coraje, soy yo su maestro. No tengas miedo de mí. Pedro fue el primero en preguntar señor si en realidad eres tú has que el agua venga a ti, ellos aun no creían que era el maestro, Jesús invito a Pedro a salir de la barca y acercarse a él. Pedro en seguida salió del barca y anduvo por el agua y llego donde estaba Jesús. Jesús camina sobre el agua por el poder de Dios.

Al ver que el viento se acercaba con más fuerza sintió miedo y empezó a hundirse, he inmediatamente el clamo señor sálvame. Jesús sin pensarlo tendió su mano y lo salvo de las bravas aguas del mar. Fue allí cuando Jesús le dijo eres un hombre de poca fe, dudaste de mi poder y por eso el agua te hundió. Cuando ambos subieron al bote el viento se calmo, los otros discípulos al ver esta maravilla no dudaron mas que era Jesús y comenzaron a adorar. Ellos proclamaban realmente tú si eres el hijo de Dios, mas nunca dudaremos de ti ni de tu poder. Hermoso relato que lo puedes leer en Mateo 14: 22-33.

Este relato nos dice que hay que tener fe para poder ver las maravillas de Dios en nuestra vida, si deseas que tu vida cambie por completo solo mantén la fe en Dios.