Jesús bebé y María

Jesús bebé y María
5 (100%) 2 votes

¡Qué imagen más hermosa Jesús bebe y Marí­a! Podrí­amos contemplar un buen rato esta obra de arte imaginando todo lo que habrá sentido esta sierva de Dios al tener en sus brazos a su pequeño hijo y a la vez al Gran Salvador del Mundo.
Marí­a tan solo era una joven cuando recibió el aviso del ángel, fue la elegida de Dios entre miles de mujeres y esto fue porque Dios habí­a examinado su corazón y sabía que ella estaba dispuesta a entregar todo por él. Marí­a nos muestra como la obediencia siempre es recompensada con bendición, porque al momento de encontrarse con el ángel ella solo dijo He aquí­ la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra, rindiéndose completamente a la voluntad de Dios.

Maria creyó plenamente en Dios, y en lo que haría en su vida, por ello alaba a Dios con gozo ya que fue escogida para llevar en su vientre al Salvador del mundo.

María respondió: —Oh, cuánto alaba mi alma al Señor. ¡Cuánto mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador! Pues se fijó en su humilde sierva, y de ahora en adelante todas las generaciones me llamarán bendita. Pues el Poderoso es santo y ha hecho grandes cosas por mí.  Él muestra misericordia de generación en generación a todos los que le temen.” Lucas 1:46-50

A pesar de las aflicciones que pudo haber tenido María, a pesar de la persecución que pasó con José aún Jesús siendo bebé, a pesar de las cosas que quizá no tenia, María se sentía millonaria, feliz porque tenía la mayor riqueza que un ser humano puede tener, el amor de Dios y para Dios en su corazón.

Podemos ver muchas imágenes que representan a Jesús bebe y Marí­a, pero esta es realmente preciosa. Después del nacimiento del niño Jesús, Marí­a siendo la madre de él mantuvo su humildad siguiéndolo como una de sus creyentes, perseverando en oración y teniendo Fe en él, conociendo que se trataba del Hijo del Altí­simo. La misma biblia la describe como una mujer humilde en San Lucas 1:48.

Maria reconoció el poderío del Señor Jesús y en una pequeña frase les dijo a muchos que siguieran sus pasos. Así lo encontramos en la Biblia en la boda de Caná:

Al día siguiente, se celebró una boda en la aldea de Caná de Galilea. La madre de Jesús estaba presente,  y también fueron invitados a la fiesta Jesús y sus discípulos. Durante la celebración, se acabó el vino, entonces la madre de Jesús le dijo: —Se quedaron sin vino.  —Apreciada mujer, ese no es nuestro problema —respondió Jesús—. Todavía no ha llegado mi momento.  Sin embargo, su madre les dijo a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga»”. Juan 2:1-5

 

Jesús bebe y Marí­a es una muestra de todas las bendiciones que nos traerá el poner la voluntad de Dios por encima de la de nosotros. Quizás lo planes de Dios no siempre son los más entendibles, pero si son los que mejores funcionan. Marí­a desde un principio no supo cómo iban a hacer, pero Dios si lo sabía y por eso ella confió. Así mismo, hoy debemos confiar en ese Dios que es el mismo ayer, hoy y siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *