Jesús andando

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesus Andando
Jesús andando
4 (80%) 1 vote

Jesús, como todo hombre, necesita de su tiempo para reflexionar y meditar. En esta ocasión lo hace junto a un precioso lago.

Claro y maravilloso ejemplo es Jesús, que tenía comunión con el Padre (Dios) en la intimidad. Jesús nos enseña que en momentos difíciles que no sepamos que hacer debemos buscar la dirección del Padre, en momentos de angustia también, en momentos de decisiones también; Dios nos ayudará a tomar las mejores decisiones, siempre nos dará la mejor respuesta y nos fortalecerá para poder continuar.

En la Biblia, vemos como Jesus en muchas oportunidades se retiraba de todos para tener un tiempo de comunión con Dios.

Por aquel tiempo se fue Jesús a la montaña a orar, y pasó toda la noche en oración a Dios. Al llegar la mañana, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los que nombró apóstoles” Lucas 6:12-13

Vemos pues, que Jesús necesito un tiempo a solas con Dios para poder tomar tan importante y quizá difícil decisión de quienes serían sus apóstoles, ya que ellos son los que recibirían la tarea de llevar el evangelio de Dios a toda la tierra por sus obras. No solamente Jesús iba al Padre cuando lo necesitaba, sino que Él mismo en obediencia acudía a su cita, a su encuentro con Dios para rendir cuenta de sus actos y de seguro escuchar la instrucción y la voluntad del Padre.

Después de despedir a la multitud, subió al monte a solas para orar; y al anochecer, estaba allí solo.” Mateo 14:23

Jesus nos enseña que este acto es en reverencia al Padre, ya que Dios tiene lo mejor preparado para nosotros, por ello debemos ir a su encuentro constantemente tal como lo hacía Jesús.

Pero con frecuencia Él se retiraba a lugares solitarios y oraba” Lucas 5:16

Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, salió, y se fue a un lugar solitario, y allí oraba.” Marcos 1:35

No sabremos la voluntad del Padre, pero si sabemos que es “buena, agradable y perfecta”.

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11

“Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti” Salmos 32:8

Jesus en la aflicción oraba al padre, así nos lo enseña Mateo 26:39:

Y yéndose un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando, y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este vaso; pero no como yo quiero, sino como tú.

Como vemos, no importa la situación que sea, sea feliz o triste, indeciso o confundido, debemos tener esa comunión diaria como nos enseñó Jesús en la intimidad con Dios. Vemos sin duda que los planes de Dios son los mejores.

Pero tú, cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.” Mateo  6:6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *