Jesucristo en la madrugada

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook126Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesucristo en la madrugada
¿Qué te parece?

Cuando Jesucristo en la madrugada resucito a la primera persona que se le apareció fue a Marí­a Magdalena (Juan 20:11-18). ¿Se imaginan la sorpresa y la alegrí­a de esta mujer al ver a Jesús vivo?  Ella fue corriendo hacia los que habí­an estado con él para contarle esta gran noticia, pero como ellos están llorando y lamentando la muerte de Jesús ni siquiera le creyeron porque ellos no lo habían visto. No creyeron en la promesa de Jesús cuando les dijo que al tercer día resucitaría.

Esta imagen representa una escena similar ya que se puede ver a Jesucristo en la madrugada y a una mujer totalmente sorprendida por verlo. Creemos que se tratarí­a de Marí­a Magdalena ya que la mujer de la pintura parece que sostení­a un pañuelo en sus manos lo que indica que estaba llorando, pero la sorpresa por ver a Jesucristo en la madrugada resucitado hizo hasta que su pañuelo caiga.

Esto es justamente lo que le sucede a una persona que recibe al Cristo Vivo, el llanto se termina, los pañuelos caen y cada dí­a él nos sorprende con sus nuevas bendiciones. La Biblia dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” 2 Corintios 5:17

Eso nos ofrece Jesús desde el mismo momento que le conocemos, una nueva vida, llena de su amor, su salvación, llena de paz en medio de las dificultades y de los problemas, llena de su presencia y con la promesa de que nunca nos dejara, jamás nos abandonará (Hebreos 13:5).

¿Cuántas veces nosotros también nos dejamos atrapar por el llanto y la tristeza que no nos permiten creer en los milagros de Jesús? ¿Cuántas veces caí­mos en la incredulidad porque no vemos todaví­a la manifestación de lo que Jesús ya nos prometió?
Estamos tan familiarizados con la frase Ver para Creer que quizás ahora nos cuesta un poco entender que en el Reino de Dios es al revés, ahora necesitamos Creer para Ver.  No debemos permitir que la angustia por no ver la manifestación de las promesas nos confundan y caigamos en incredulidad porque si no creemos primero nunca veremos. Su Palabra es vida y consuelo para el alma angustiada, nos llama y nos exhorta a no estar afanosos e inquietos (estresados), nos llama a buscar primero de lo que es espiritual y no lo material, solo así podremos experimentar esa paz en medio de la tormenta. “Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten” Mateo 6:33.

Jesucristo mismo, siendo tan perseguido, tan despreciado y amado por tantas personas, tuvo esa paz que solo viene del Padre de las luces para poder afrontar cada día las dificultades. Esto dijo Jesús: “Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán…  Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan… Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.” Mateo 6:25, 32, 34.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *