Jesucristo en el patio

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0
Jesucristo en el patio
¿Qué te parece?

Esta imagen nos muestra una representación de Jesucristo en el patio. No sabemos muy bien en que se inspiró el autor de la obra para pintar a Jesucristo en el patio, pero igualmente se trata de una imagen bonita, como otras tantas que representan a Jesús en diferentes situaciones.

La imagen de Jesucristo en el patio deja ver a un hombre que representa a Jesús, quien se muestra muy relajando y tranquilo tomando una rama de una de las plantas que se encuentran en este patio lleno de columnas y arcos, un estilo de arquitectura muy tradicional en aquellos tiempos.

Como dijimos anteriormente, no podemos asegurar en que se inspiró el autor para pintar a Jesucristo en el patio, pero quizás se trate del patio del Pontí­fice. El patio del Sumo Sacerdote donde Jesús fue para ser indagado antes de la crucifixión y donde Pedro negó a Jesús para no ser acusado por la multitud. Episodio que es narrado en la Biblia en el libro de Juan  capítulo 18 versos del 15 al 27.

Este es el único patio que se menciona en la Biblia, por eso al ver la obra de Jesucristo en el patio me recuerda a este relato. Cuando pensamos en los que sucedió ese dí­a, muchas veces nos enojamos o no entendemos a Pedro ¿Cómo pudo haber negado a Jesús? ¡Que locura! Pero no nos damos cuenta de que cuando nosotros creemos que una enfermedad no tiene cura, que jamás podremos salir de esta situación negativa, tememos que los problemas de la sociedad nos afecten y otras tantas actitudes similares también estamos negando a Jesús ya que no creemos que su Poder y su Señorí­o puedan socorrernos. Reflexionemos sobre esto para nunca más volver a negar a Jesús.

Al ser humano le cuesta creer en las cosas que son del cielo, las cosas espirituales porque le parecen locura; recordemos que el Señor Jesucristo nos dijo: “Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea.” Efesios 6:12.

Muchas veces en nuestras vidas quizá neguemos a Jesús con el solo de hecho de no creer en lo que nos dice su Palabra, y al no creerle, le damos libre acceso a nuestras vidas al enemigo (satanás) que con sus espíritus de maldad ataca constantemente nuestras vidas haciéndonos caer en cosas malas y perversas.

Cosas tales como el alcoholismo, drogas, sexo desenfrenado (orgias, intimidad fuera del matrimonio, relaciones con personas del mismo género, bestialismo, etc), depresión, adicción a cosas malas entre otras actitudes, son inducidas por satanás y su ejército, pero nosotros tenemos nuestra cuota de responsabilidad ya que somos quienes decidimos hacer lo malo ante los ojos de Dios.

Al hacer estas cosas, sin duda le damos la espalda a Dios, negamos el nombre de Jesús tal como lo hizo Pedro, incluso, aun mucho peor. Pero, Jesús es bueno y en gran manera y está dispuesto a perdonarnos si nos arrepentimos de corazón y buscamos la dirección de Dios. Recordemos lo que Jesús dijo: “…Tampoco yo te condeno; ahora, vete y no vuelvas a pecar.” Juan 8:11.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *