Jesucristo a lápiz

Comparte esta imágen de JesúsShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest6Share on Tumblr0
Jesucristo a lapiz
Jesucristo a lápiz
¿Qué te parece?

Este es un precioso dibujo de Jesucristo a lápiz como se lo imagina Liz Lemon, la artista que lo creo. Aunque nadie sabe exactamente como es el rostro de Jesucristo, igualmente el arte nos presentó una figura que quedo presente en la mente de la mayorí­a de las personas, pero Liz Lemon lo imagina de una manera diferente y quiso expresarlo en esta obra de arte del rostro de Jesucristo a lápiz.

Obviamente nadie puede decir a ciencia cierta cómo es Jesús, pero para muchas personas es realmente inspirador poder encontrarlo en una imagen. Aunque su grandeza de Dios no pueda reducirse a una obra de arte, es lindo ver como artistas importantes lo reconocen y se inspiran en el para lograr estos hermosos trabajos.

Liz Lemon ha creado esta obra de Jesucristo a lápiz destacando mucho la zona de sus ojos, donde en las personas por lo general se puede percibir su sinceridad. La imagen muestra un hombre de ojos brillantes y de mirada tierna, como imaginamos que tendrí­a Jesús hacia cada una de las personas con las que se cruzaba. Esta imagen trae a la mente y al corazón de quien la ve, un toque ternura y compasión que logra una especie de conexión empática sentimental, haciéndoles recordar a aquellos que aman y obedecen a Jesus que con esa misma forma de mirar debemos tratar a las personas en nuestras vidas, incluso a nuestros enemigos debemos demostrarles esa misma compasión y con ese mismo amor, tal y como si fuesen nuestros mismos hermanos porque es el mismo Jesús que nos dice en la Palabra que amemos a nuestros enemigos, bendigamos a los que nos maldicen, hagamos el bien a los que nos hacen el mal y oremos por aquellos  que nos persiguen,  (Mateo 5:44);  Esto no es fácil, pero es sencillo.

Hay muchos rostros que dibujar en nuestras vidas, comenzando desde el rostro de nuestra madre que nos parió, pasando por nuestro padre que nos cuidó en sus fuertes brazos, continuando por aquellas amistades que desde niños forman parte en nuestro lienzo de vida, siguiendo por aquellos mentores que nos dan conocimiento académico y quizá hasta aquellas personas especiales con las cuales podemos compartir el resto de nuestras vidas. Si Dios lo permite, podemos seguir dibujando en nuestro lienzo aquellos rostros adorables de nuestros hijos y de aquellas caras alegres en momentos de felicidad; se pintaran también con dolor los rostros tristes en las perdidas de aquellos que amamos, pero en nuestro corazón quedará grabado ese lienzo vivo, permitiéndonos recordar con alegría aquellos rostros hermosos. Pero el rostro que debemos tener en alta estima, es el del supremo autor, el rostro de Jesucristo, el Rostro de Dios.

Jesucristo a lápiz no necesita de demasiado color o técnica para lograr convertirse en una obra de arte, ya que la misma inspiración de la artista lo ha hecho todo. Quizás nos quedamos con ganas de ver más del rostro de Jesucristo a lápiz como se lo imaginaba Liz Lemon.

Una linda obra para recordar una vez más a Nuestro Salvador, aunque no deberí­amos olvidarlo ni por un momento. Las imágenes no son para alabar pero en muchos casos son buenas para recordarnos que debemos tener a Jesús siempre presente y no solo recordarlo cuando vemos una obra así­.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *