El perdón de Jesús

El perdón de Jesús
2.7 (53.33%) 3 votes

Jesús nos ama y nos cuida. Siempre y cuando nos arrepintamos, Jesús nos ofrece su perdón.

Jesús, como buen pastor, guía, padre y hasta amigo fiel, nos cuida y nos aconseja en todos los aspectos de nuestra vida, nos dice el camino correcto que debemos caminar, y hasta nos salva muchas veces de caer en tentación.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida…” Juan 14:6. Esto lo dijo nuestro Señor Jesucristo, indicando que su vida, sus pasos, su forma de vivir, sus enseñanzas, sus consejos, sus mandamientos son los que debemos seguir para lograr llegar al Padre, ya que  Jesús mismo lo dijo, “… nadie llega al Padre si no es por mí”.

Jesús, no ve las palabras de nuestros labios, Jesús sabe lo que pensamos y lo que sentimos en nuestros corazones, (Romanos 8:27, 1 Samuel 16:7). Jesús, que es Dios con nosotros y esta a la derecha del Padre, sabe que es lo que realmente habita en lo más profundo de nuestros sentimientos. Podremos llorar, gemir, hacer miles de obras caritativas en busca de la redención, pero podemos preguntarnos, ¿cuál es la verdadera intención de estos actos?, ¿hay santidad en estos actos?, ¿son para la gloria de Dios, o para la gloria de los hombres?

Más allá de arrepentirse de pecados, lo importante es estar fortalecidos con el poder del Espíritu Santo de Dios para no pecar otra vez. Recordemos que Jesús dio una clara orden para con aquella mujer que fue encontrada en el acto de adulterio; a esta mujer Jesús, con tierno e infinito amor le dijo: “… vete y no peques más” (Juan 8:11).

Claramente podemos ver en la Palabra de Dios que la instrucción es “no pecar más”. Esto, con fuerzas humanas es imposible de lograrlo, solo con la fuerza del Espíritu Santo de Dios, ese mismo que levanto de los muertos a Jesús es el que nos levanta para continuar y poder llevar una vida santa, agradable ante los ojos del Señor.

No vale solo pedir perdón, y volver a caer una y otra vez, esto es muy recurrente en cualquier persona, pero si hay una firme decisión, podemos ver el progreso en nuestras vidas para la gloria de Dios. En un libro llamado “Los 88 peldaños del éxito” encontramos la siguiente cita: La gente dice: “si no te gustan tus circunstancias, cámbialas”. Yo digo: “si no te gustan tus circunstancias, cámbiate”. Al cambiarte tú, las estarás cambiando a ellas. Si quieres cambiar tus circunstancias, cambia tú. Si quieres cambiar tu entorno, cambia tú. Si quieres cambiar el mundo, cambia tú. Sé tú el cambio que buscas. Si tu entorno no te da lo que buscas, cambia tú para provocarlo.

Podemos decir entonces, que todo comienza por una decisión de corazón, Dios quiere ayudarnos, seguro que sí, pero si la decisión de cambiar, si la decisión de volver a Dios no está firme en nuestra vida, entonces no podremos ver el cambio maravilloso que Dios nos quiere dar.

Dios, es un caballero, y está siempre dispuesto a perdonarnos, pero no entrara a nuestra vida a menos que se lo permitamos. Su perdón es para todos, no importa cuántos pecados tengamos, pero después de perdonarnos nos dice “… no peques más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *