El bautizo de Jesús

El bautizo de Jesús
¿Qué te parece?

Cuando Jesús fue bautizado, remontó del agua. En ese mismo momento se observo cómo se abrió el cielo y vio que el espíritu de nuestro señor Dios descendía como una paloma y se iluminaba sobre Jesús. Hermoso relato que lo podemos leer en  Mateo 3: 16-17. El bautizo de Jesús cautivo a todos los presentes ya que había sucedido algo maravilloso que jamás se había vivido.

En realidad el lugar donde fue bautizado Jesús es tan puro como los testimonios en los evangelios, los peregrinos y turistas que han visitado este querido recinto. Los lugares arqueológicos descubiertos después de muchos años han demostrado que allí se encuentran restos de cinco templos antiguos correspondiente al siglo V. Catalogándolo como un monumento especial donde fue bautizado el hijo de Dios.

Hay diversas razones por las cuales era conveniente que Juan bautizara al hijo de Dios. Jesús estaba a punto de subir a bordo en su gran obra y para ello era apropiado que Jesús fuera registrado oficialmente por su antecesor. Juan se considero como la voz que clama al desierto. Profetizada por Isaías, citando a la gente al arrepentimiento de todos sus pecados para poder estar bien con Dios. Esta hermosa imagen representa el bautizo de Jesús.

A través del bautismo también se puede borrar el pecado original, aquel que viene luego del nacimiento. Relato que quedo plasmado en Isaías 40: 3. Juan estaba expresando a todos los presentes que en ese momento se encontraba aquel a quien habían esperando, solo es el Hijo de Dios, el que había anunciado que bautizaría con el Espíritu Santo y fuego. Hermoso relato plasmado en Mateo 3:11.

El sacramento de Jesús por Juan toma una extensión adicional cuando se considera que Juan era del pueblo de Leví y sucesor directo de Aarón. Lucas especifica que los padres de Juan eran del rasgo sacerdotal de Aarón. Este relato lo puede leer con mas detalles en Lucas 1: 5. Una de las obligaciones sacerdotes plasmado en el antiguo testamento era mostrar los sacrificios ante el Señor. Esta hermosa imagen representa el bautizo de Jesús.

El sacramento de Jesús de Juan el Bautista logra ser visto como una introducción sacerdotal del sacrificio principal. Las palabras de Juan, luego del bautismo, poseen un aire decisivamente sacerdotal. Plasmado en el evangelio de Juan 1:29.

Asimismo, la llegada de Jesús a Juan reveló su aprobación del sacramento de Juan, dando prueba de ello y que era una bendición celestial aprobado por Dios. Esta hermosa imagen representa el bautizo de Jesús.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *